¿Qué es el matrimonio?

¿Qué es el matrimonio?

El matrimonio es una bendición de Dios, es un vínculo que se concreta entre un hombre y una mujer de forma voluntaria y consiente,  que juran amarse eternamente y que consideran tan fuerte el vínculo establecido que solo la muerte los podrá separar.

Este proceso preparatorio para llegar al matrimonio se inicia en el noviazgo, donde la pareja se conoce y establecen la promesa de amarse y cuidarse toda su vida, siendo el uno para el otro, en las buenas y en las situaciones difíciles y se consolida  a través del matrimonio.

El vínculo matrimonial es la decisión final de las parejas, donde dos se convierten en uno solo, y su mayor interés debe ser la procreación, la multiplicación de la pareja como familia, a través de los hijos que serán el fruto de ese amor verdadero que se han jurado, la cual deberán cuidar, educar y formar en principios y valores para que sean el orgullo de esa procreación.

¿Cuál es verdadero matrimonio?

Es importante que los lectores de este sitio entiendan que ciertas posiciones asumidas en algunos post, son de carácter personal y respectan el criterio de cada quien en el momento de leer esta información, tampoco está cergado a una posición ideológica, solo tomamos como referente los texto bíblicos para mostrar la posición del matrimonio desde este mandato.

La biblia habla de la restauración del matrimonio como un mandato divino y por ende así esta percibido. No obstante también está el matrimonio civil que permite la unión de una pareja mediante unos requisitos legales y un testigo llamado notario donde hay un consentimiento, pero a la ves un libertinaje de disolver la relación cunado se les ocurra.

Consideramos que el verdadero matrimonio es el que se imparte, después de un proceso de formación y orientación donde la pareja toma su decisión de forma consiente y responsable, con conocimiento pleno de lo que significa el matrimonio desde la concepción del Creador.

Ya que Él hombre y mujer los hizo y por eso el hombre abandonara a su madre y a su padre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne. Con la concepción de que lo que Dios ha unido no lo separe el hombre.

¿Cómo ser feliz en el matrimonio?

Cuando dos personas se casan en su mente esta que todo será de color de rosa, pero la mayoría de los matrimonio tiene situaciones difíciles,   crisis difícil de superar, pero todo matrimonio cuenta con la bendición de Dios, ese fue su llamado.

Por eso para ser feliz en el matrimonio el primer requisito desde nuestra posición (respetando la tuya)  como creyente, es acudir a Dios, si él está en la intersección de la pareja las cosas siempre serán mejores.

¿Pero cómo lograr que el interceda siempre en nuestro bienestar?.. Aquí te damos algunas recomendaciones:

Acepte el plan de Dios en su vida de pareja

El esposo es la guía  de la familia y por lo que  Dios espera que cuide de su esposa con cariño, la creo como un complemento suyo y por ende espera que le de amor y respecto.

Debe quererla tanto que los interese hacia ella sean superior a hacia los suyo.

Si usted es la esposa, Dios espera que respete a su esposo y sea un aliado de él,  para que juntos pueda cumplir con el propósito, para la cual se formó el matrimonio.

Lo que deben hacer

-Preguntarse mutuamente que es lo más importante en la relación para que puedan llegar ser ambos los mejores esposos

– Poner en práctica las recomendaciones que profese cada uno

-Ser muy paciente, ya que la compresión y el completo en una pareja  requiere en muchas ocasiones de mucho tiempo

Muestre un gran interés por los sentimientos de su pareja

Es muy importante que en una relación de pareja los sentimientos de cualquiera de los dos sean lo más importante, para no herir  susceptibilidad a la hora de afrontarlo, ya que ello conlleva a la rotura de la buena relación.

Hay que tratar bien a la pareja, Dios siempre espera que su siervo sea bueno y por ende ambos deben de profesar amor y respecto el uno hacia el otro.

Lo que pueden hacer

  • Siempre pedirle a Dios que les de sabiduría para mantener siempre la calma y una actitud de escucha para hablar con su pareja y poder entenderse de forma civilizada
  • Ser cuidadoso a la hora de decir las cosas, hay que saber cómo decir las cosas y que decir para no herir susceptibilidades.

Tener en cuenta que el matrimonio es  un equipo

Cuando dos personas se casan se convierten en una, desde lo espiritual, desde lo físico siguen siendo dos que en muchas ocasiones tendrán posiciones distintas al ver diferentes situaciones, lo más importante es que se puedan entender que ambos deben echar para el mismo lado. Ambos deben trabajar por el mismo objetivo. En el matrimonio ya no se conjuga la palabra mío, si no la palabra nuestro: nuestro auto, nuestra casa, nuestro tv..etc.

Lo que pueden hacer

-No limitarse a hablar con su pareja  de cosas generales, hablen de sus sentimientos y de sus avances y dificultades como equipo.

– Hay que consultar con la pareja antes de tomar decisiones en el momento de hacer algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *